La voz de Zihuatanejo

Opinion

MÉDULA

¿SE ALINEAN LAS ESTRELLAS EL VIERNES?

Jesús Lépez Ochoa

En una transmisión en vivo desde Acapulco el senador Félix Salgado Macedonio celebró que a partir del próximo viernes se tendrá gobierno federal, estatal y municipal del mismo partido.

Esto no ocurría desde la ruptura de la hegemonía priísta hace 21 años en el país. Un par de décadas que se han vivido entre alternancias en el poder, jaloneo por recursos y pleitos.

La alineación de municipios y estados ganados por MORENA con el gobierno federal supone un cambio positivo en las relaciones intergubernamentales, que en el caso de Guerrero con Héctor Astudillo Flores fueron cordiales al grado de ser elogiado por el presidente Andrés Manuel López Obrador en varias ocasiones.

De hecho, se menciona que Astudillo podría incorporarse en algún cargo federal ante la buena opinión que López Obrador tiene del priísta, y para muestra está el actual proceso de entrega-recepción.

Hace seis años la nota en los diarios nacionales era que la transición de Guerrero se realizaba “en lo oscurito”, al grado que el gobierno entrante tuvo que echar mano de los servicios de una consultora que transparentara el proceso, mientras que en esta ocasión la gobernadora electa Evelyn Salgado Pineda y Héctor Astudillo se han reunido ya en 13 ocasiones.

Pero tiene razón Félix Salgado, las relaciones pueden ser aún mejores porque en Guerrero y Acapulco habrá ahora afinidad ideológica y de proyecto, ante lo cual se entiende que Evelyn Salgado tendrá todo el apoyo del presidente, y Abelina López Rodríguez tendrá el de ambos.

Esperemos que esa alineación de las estrellas sea realmente positiva para Acapulco porque de nada sirve que los recursos bajen desde lo alto si abajo no se administran adecuadamente.

Decía Giovanni Sartori que una cosa es el deber ser (la teoría, los ideales), y otra el ser (la realidad política, los hechos).

Para muestra véase las condiciones como entregó Acapulco Adela Román Ocampo a Abelina López Rodríguez avergonzando al presidente y a la Cuarta Transformación.

La hegemonía priísta, por ejemplo, no era garantía de una población beneficiada por la alineación ideológica y programática. Por algo surgió la oposición que a la larga obtuvo el poder y lo volvió a perder al agotarse como alternativa de cambio.

Para que sea una realidad la lectura de cartas hecha por Félix Salgado ningún eslabón de la cadena debe desviarse del bienestar ciudadano al beneficio personal o familiar. Mucho ojo a los gabinetes.

Ojalá las estrellas de verdad se alineen para mejorar las cosas en Guerrero y en Acapulco. Nadie en su sano juicio desearía lo contrario.

Presiona para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Populares

Ir Arriba