Sondeo: La entrega de apoyos por los daños causados por fenómenos naturales
Ultimas Visitas
Panel de Cuenta
Principal | Reportaje |

Morrocoy y Joyas de Ixtapa

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
image

Los diluvios que vienen y el silencio gubernamental.

A más de dos años de que las lluvias causaran la inundación más grave de que se tenga registro en Ixtapa, específicamente en la unidad habitacional Pelícanos 1, donde se ocasionaron considerables pérdidas materiales que no han sido resarcidas hasta la fecha por los responsables, las causas originales de dicho siniestro no han logrado ser solucionadas, a pesar del conocimiento que sobre lo anterior ya tenían los tres órdenes de gobierno.

Sergio Vázquez Rosas

En un ejercicio de consulta a diferentes expertos y personas involucradas en el problema, el arquitecto Edgar Morales, miembro del Colegio de Arquitectos y del Consejo de Urbanismo nos ilustra histórica y profusamente al respecto:

"Con relación a las inundaciones en Villa Pelícanos en Ixtapa, existen los siguientes antecedentes: cuando FONATUR determinó desarrollar esta área y se realizaron los estudios correspondientes de ingeniería, Ixtapa era en ese entonces un estero donde descargaban sus aguas dos arroyos, el de El Posquelite y el de Barbulillas.

El primero descargaba sus aguas al mar en donde estuvo antiguamente la Casa de Visitas de FONATUR junto al predio donde hoy se encuentra los condominios del Bayview Grand.

El de Barbulillas descargaba en lo que hoy es la dársena de Marina Ixtapa, pero antes de descargar, sus aguas inundaban gran parte de Ixtapa, por lo que se hizo necesario desviar el agua de estos dos arroyos; para tal fin se construyó el canal de La Puerta, que corre paralelo a la carretera y descarga sus aguas en la laguna del Negro.

diluvio_659140396.jpg

Hasta aquí FONATUR realizó lo adecuado en las obras de protección que se requerían para desarrollar Ixtapa.

Tiempo después entraría en escena la desarrolladora que edificó Morrocoy y Las Joyas, la cual estaba obligada a efectuar estudios de ingeniería para proteger sus urbanizaciones y debió construir un sistema de alcantarillado pluvial para desalojar las aguas de su desarrollo y canalizarlas adecuadamente por gravedad, para descargarlas ya sea en la laguna del Negro o en la laguna de Marina Ixtapa.

El problema es que solo se concretó a escurrirlas superficialmente por sus calles lo que ocasionó las inundaciones en Villas Pelícanos. Ante esta situación de emergencia construyó un cárcamo e instaló un sistema de bombeo que envía las aguas pluviales al canal de La Puerta. Este sistema tiene el inconveniente que si no se da el mantenimiento adecuado a los equipos de bombeo, se tiene una mayor probabilidad de que haya otra inundación en Villas Pelícanos.

Otra de las irregularidades en que está incurriendo esta empresa es que no está cumpliendo con dejar aproximadamente un veinte por ciento de las áreas que está desarrollando para donarlas al municipio. La pregunta es: ¿Dónde están nuestras autoridades?".

Por otro lado, el arquitecto Enrique Olguín, coordinador del Consejo de Urbanismo, acusa y puntualiza sobre varios puntos importantes:

"Los fraccionamientos Joyas y Morrocoy construidos y comercializados por la empresa Geo Guerrero se han hecho en complicidad con las autoridades locales pasadas, ya que en realidad, ambos no cumplían con los reglamentos vigentes en el estado, como es el Reglamento de Construcción para los Municipios del Estado de Guerrero y el Reglamento sobre Fraccionamientos de Terrenos para el Estado de Guerrero.

Ambos no contaron con un estudio minucioso por parte de un Director Responsable de Obra (DRO).

Ambos desarrollos carecen de andadores peatonales para que la gente camine dentro del fraccionamiento.

La zona habitacional Joyas de Ixtapa no cuenta con planta de tratamiento de aguas negras, teniendo éstas que ser canalizadas a la planta existente en el conjunto Morrocoy la cual, al no tener la capacidad suficiente para su tratamiento, termina vertiendo sus aguas crudas al canal pluvial de Pelícanos contaminando esa zona residencial.

diluvio2_673850772.jpg

La vialidad que da acceso a ambos desarrollos se construyó en un predio que no pertenece a la empresa Geo; ésta es del FONATUR, además de que dicha vialidad es insuficiente para el flujo vehicular de los dos desarrollos, más el que se está construyendo actualmente con el nombre de Flamingos.

Tanto Joyas como Morrocoy carecen de un drenaje pluvial, provocando que todas las aguas de ambos desarrollos escurran por la vialidad hacia un canal insuficiente ubicado entre la colindancia del desarrollo y FONATUR, el cual fue conectado con la complacencia de las autoridades municipales pasadas, ocasionado las ya sabidas inundaciones de Pelícanos, Micro Módulos y La Moraleja.

La empresa no entregó al municipio el 10% de las áreas verdes y el 10% de las áreas para equipamiento urbano de Joyas ni de Morrocoy.

La empresa tampoco entregó la fianza de garantía por el 30% del monto total de inversión autorizada según el artículo 65 del reglamento de fraccionamientos.

Las albercas de ambos fraccionamientos no cuentan con drenaje para vaciarlas, razón por la cual el agua de las mismas es vertida en las vialidades, cuando se realiza su mantenimiento.

El fraccionamiento Morrocoy no cuenta con tanque elevado para el suministro de agua a las viviendas, por lo que éste se lleva a cabo a través de bombas operadas igual que la planta de tratamiento: por la CAPAZ. Esto es indebido ya que Geo Guerrero no tiene el poder legal y jurídico para hacer convenios con la paramunicipal, solamente la mesa directiva del condominio".

En esta consulta realizada, el ingeniero Albert Vázquez Rosas, abunda sobre la problemática y nos comenta sobre el verdadero origen de la misma:

"El desarrollo habitacional Morrocoy, construido por la constructora Geo Carabalí, enfrenta en estos momentos tres graves problemas:

El primero es la afectación de las áreas circundantes (Pelícanos I y II entre otras), debido al incumplimiento de lineamientos técnicos diversos, pues no se respetó el encauzamiento del gran volumen de aguas pluviales, al ser considerada esta área como altamente vulnerable a inundaciones. A pesar de que se han tomado medidas correctivas, el problema subsiste.

El segundo problema es la grave contaminación del área protegida conocida como la laguna del Negro, ya que actualmente se están vertiendo ahí aguas duras, producto de aguas negras mal tratadas por falta de supervisión, entre otras causas.

El tercer problema sería el incumplimiento a las obligaciones que adquirieron los constructores, ante la Ley de Desarrollo Urbano Municipal, al no respetar la normatividad que exige dotar cualquier desarrollo habitacional de un 10% para áreas de equipamiento y un 10% destinado a áreas verdes.

Esta situación ha degenerado en una negociación ilegal e inmoral aceptada por la autoridad municipal, que consiste en compensar esta violación a la ley, construyendo alguna obra no planificada previamente, para lograr liberar a la compañía de esta omisión.

Es ampliamente comentado por el Colegio de Ingenieros y el Colegio de Arquitectos, que ésta compañía (y otras), no buscan en ningún momento coordinarse con la autoridad municipal, para revertir el rezago que existe en materia de vivienda.

El objetivo que realmente buscan es hacer negocio con la necesidad de vivienda que existe en Zihuatanejo".

Viviendo más de cerca la situación, un residente de estos desarrollos nos lo plantea de la siguiente manera:

diluvio3_214876320.jpg"Hacemos un reclamo fuerte a las autoridades ya que nos sentimos realmente impotentes frente al problema. Nos sentimos indignados por la indiferencia de autoridades y políticos de todos los órdenes de gobierno, quienes han permitido el abuso en contra nuestra por parte de los desarrolladores de vivienda que construyen según sus caprichos y sus intereses económicos, violando todas las leyes y reglamentos.

Han arrasado con toda la flora, han movido cantidades enormes de terracería y no controlan la emisión de polvos, la disposición de materiales, talleres de construcción y mantenimiento que realizan sus actividades sobre el suelo derramando lo que se les antoja, la disposición de aguas no es la apropiada ya que en los fraccionamientos Las Joyas y Morrocoy no existe alcantarillado pluvial y tampoco existen líneas de descarga de las albercas que no están diseñadas para la filtración total del agua, por lo que todos los días se derraman sobre las vialidades miles de litros de las piscinas.

La Ley de Desarrollo Urbano del Estado es violentada, ya que se venden fraccionamientos que se promocionan como de tipo residencial y sus vialidades no cumplen con las dimensiones o secciones que marca la ley. No existen banquetas, lo que obliga a los peatones a circular por el arroyo vehicular exponiéndose a ser atropellados por los vehículos.

Las áreas de equipamiento son inexistentes, lo que significa que jamás podremos aspirar a realizar actividades comunes y tampoco podremos gozar de servicios básicos como escuelas, guarderías, clínicas, casas de cultura o un espacio para actividades físicas mucho menos un parque.

diluvio4_720637593.jpgEs triste encontrarnos día a día a personas que eligieron este puerto como su segunda residencia o casa de retiro y que sean obligados a caminar o andar en bicicleta sorteando los carros. Es triste ver a madres pasear en andaderas o carritos montables a sus hijos y no tener un lugar donde puedan correr tras una pelota o que los niños puedan realizar actividades comunitarias porque no hay espacio y ni lo habrá jamás, ya que la unidad deportiva que prometieron construir para los tres fraccionamientos no cuenta con el espacio para ello, lo mismo que el bulevar de cuatro carriles, por lo que hay que sortear las ollas de concreto.

El único acceso sin banquetas con que contamos es el que va a un costado del canal pluvial.

Que Dios nos proteja. Lo digo porque el alcalde se quedó mudo y la constructora sigue construyendo, haciendo caso omiso a su supuesta orden, la verdad pura retórica de que no permitiría la construcción de Flamingos hasta que hubieran cumplido con los dos desarrollos anteriores".

Hasta aquí los comentarios de quienes viven y saben del problema.

Quejas, advertencias y reclamos van y vienen. Pero el problema sigue ahí, sin verse una solución.

El hecho de que el alcalde Alejandro Bravo se quede o se vaya al parecer da lo mismo, según lo afirmaba el residente entrevistado. Primero porque la constructora nunca le hizo caso y segundo porque se ha probado que a él no le interesa resolver el problema, concluyó.

Adicionar a: Add to your del.icio.us del.icio.us | Digg this story Digg

Comentarios (0 Publicado):

Envie sus comentarios comment

  • email Email a un amigo
  • print Imprimir version
  • Plain text Texto plano
Votar el articulo
0
Powered by Vivvo CMS v4.0.3